viernes, 2 de septiembre de 2016

99: La prueba de la Madre Naturaleza

La Madre Naturaleza no habría de pactar con el Ojo sin antes no probar la resistencia de los Veterani, y en este caso yo, el Reclutador, iba en representación de todos. La exhuberancia nos cubría a mí y el Ojo, ese aire puro, los insectos, árboles, animales y otros seres moviéndose y expresándose como parte de la Madre Naturaleza decían todo en un segundo, y a su vez no decían nada, porque aquella paz que yo dejara en Puntarenas no se comparaba a esta que restituía el espíritu.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario