viernes, 2 de septiembre de 2016

97: Confirmación final de la victoria en Puntarenas

Se respiraba paz finalmente en Puntarenas. El Ojo confirmó que aquellos escombros junto al mar correspondían al Hombre de Puntarenas, otrora aliado del Hombre de Cartago, que ahora yacía destruído para siempre. Personas y animales se vían tranquilos ya que retomaron sus vidas nuevamente. De esta forma, yo, el Reclutador, me marché de esa tierra con paz en mi interior, pero sabía a su vez que algo mucho más grande se avecinaba yendo más hacia el sur, desde donde los llamados de Poseidón podía yo sentir.
 

0 comentarios:

Publicar un comentario